Consultorio Psicoterapéutico es un espacio clínico de psicología y una referencia en la salud emocional.

EL CONSULTORIO PSICOTERAPÉUTICO es el espacio Clínico de Psicología de la Lic. Dora Beatriz Pinelo Navarro que, desde hace 38 años, trabaja en el tratamiento de trastornos y problemas psicológicos, a través de las psicoterapias individuales y las familiares, en beneficio de un sector de la población. Desde el enfoque de la psicoterapia cognitiva comporta mental y el reconocimiento de las emociones, se ha establecido un protocolo de tratamiento que privilegia la ética y la confidencialidad, tratando de lograr una oportuna alianza psicoterapéutica.

El Consultorio Psicoterapéutico siempre se ha destacado por la actualización y la innovación de sus procedimientos.

Bajo esta premisa, se ha decidido trasladar el espacio físico al universo virtual, dando vida al Consultorio Psicoterapéutico en línea, como una forma de responder a las necesidades que generan los dramáticos cambios sociales del último tiempo.

El Consultorio virtual no es una adaptación del consultorio físico.

Principalmente porque la lógica relacional varía y las herramientas con las que se cuenta pueden llegar incluso a complementar y fortalecer el trabajo psicoterapéutico. En pocas palabras, el consultorio virtual es una respuesta al actual momento que se vive, permitiendo aplicar la experiencia laboral con las herramientas virtuales más actualizadas.

El objetivo principal es que usted, o su entorno familiar, cuente con un espacio de ayuda psicológica virtual.

 

Lo que le permitirá trabajar de manera conjunta, examinando sus propios recursos psicológicos, para así generar hipótesis de tratamiento psicológico para completar la propia comprensión de sí mismo, aprovechando las facilidades de la tecnología.

“La responsabilidad de trabajar psicoterapéuticamente con los trastornos psicológicos que afectan a la sociedad, exige estudiar e investigar los datos psicológicos actualizados; los que, a su vez, se complementan con la práctica, ya que uno aprende lo esencial de la alianza psicoterapéutica, que deriva del contacto con el ser humano. Indiscutiblemente, a través de la relación psicoterapéutica una nunca deja de aprender”

Dora Beatriz Pinelo Navarro. M.A.